Consejos, armarios, hogar

Trucos para conseguir ordenar el armario correctamente que no sabías

consejos para organizar el armario

Un armario desordenado es más práctico en su uso, mejora la conservación de la ropa y proporciona un innegable bienestar mental. Aquí tienes algunas ideas para organizar tu armario, empezando por las reglas más sencillas hasta llegar al tipo de armario específico. Ordenar tu armario no es una tarea imposible, ¡sigue nuestros consejos y tu armario será perfecto!

La importancia de un armario ordenado

El cuidado del hogar asegura el bienestar de sus habitantes, y el armario es un mueble que refleja de forma ejemplar este concepto de la vida doméstica.

A menudo el ajetreo diario no nos permite dedicar tiempo al hogar, y las acciones cotidianas apresuradas conducen a un desagradable desorden. Así, incluso el armario puede convertirse en un espacio desorganizado. Pero no desesperes. Aprovecha un día libre para ordenar tu armario. Renunciarás a la relajación y a tus actividades de ocio, pero sin duda será una inversión que merece la pena.

Organizar tu armario garantizará tu comodidad diaria desde un punto de vista práctico: encontrarás inmediatamente la prenda adecuada sin tener que dar explicaciones sobre las demás, y el orden visual te dará una tranquilizadora sensación de logro.

Ordenar el armario: el método Kondo

Desde hace varios años, está de moda organizar tu armario siguiendo el método Kondo, desarrollado por la escritora japonesa Marie Kondo. Este método también ofrece una excelente oportunidad para renovar así como organizar los conjuntos en el armario.

La primera de las reglas es clasificar la ropa por categorías y conservar sólo las que aportan alegría y energía positiva. La ropa desechada debe ser saludada y agradecida por la alegría recibida, un ritual inspirado en la religión sintoísta que respeta cada objeto como una expresión de lo divino.

Después, se procede a organizar el armario. Manteniendo siempre la división por categorías, la ropa que se usa con más frecuencia tendrá el espacio más visible en el armario. Los que se pueden doblar se disponen en forma rectangular y verticalmente en los cajones para que sean fácilmente identificables, mientras que las chaquetas, los abrigos y las camisas se cuelgan por orden de longitud y peso.

Organización del armario: lo básico

Al método Kondo se le pueden añadir unas pequeñas reglas que, sin duda, se aplican siempre para organizar un armario perfecto.

  • .Explota el espacio verticalmente, incluyendo estanterías cuando sea posible
  • Usa contenedores de caja para separar y clasificar, que además son estupendos porque son apilables
  • En las partes superiores del armario coloca los bolsos y la ropa que no vayas a utilizar esta temporada. Las mantas y los edredones pueden ir en bolsas envasadas al vacío que reducen mucho su volumen
  • Divide las camisas y camisetas entre ligeras y pesadas y para cada tipo separa las claras y las oscuras, una “catalogación” que facilitará tus búsquedas en el armario
  • No superes los puentes, o como mucho superes los menos voluminosos: siempre estarán a la vista y los cajones podrán “respirar”
  • Protege la ropa importante que no uses inmediatamente con bolsas para ropa
  • Se trata de un sistema de gestión de la información.

trucos para organizar el armario

Ideas para organizar un armario pequeño

Organizar un armario pequeño no es tan fácil como organizar un armario de cuatro estaciones, donde podemos dedicar una sección entera a una estación. Sin embargo, con la ayuda de algunos pequeños trucos, puedes ganar espacio y organizar el armario pequeño con la máxima eficacia. Los contenedores de armario incluyen cestas y cajas con tapa, que también son agradables de ver y pueden colocarse encima del armario como agradables accesorios.

Puedes utilizar una pequeña estratagema: entre los distintos tipos de perchas y colgadores puedes encontrar ganchos que se fijan internamente a las puertas y perchas especiales que se cuelgan de los raíles de la ropa, que resultan útiles para ordenar inteligentemente la ropa y los accesorios y ahorrar algo de espacio. Considera también la posibilidad de utilizar un baúl, un excelente complemento del armario y un bonito mueble.

Organizar el armario de la esquina

El armario de esquina es un mueble estratégico. En una habitación en la que hay que aprovechar el espacio al máximo, el armario de esquina sigue la geometría de la pared y recupera un valioso espacio para tu ropa. Al organizar el armario de la esquina, tenemos por tanto la posibilidad de aprovechar un rincón, un espacio amplio pero poco accesible. Aquí puedes guardar especialmente los volúmenes voluminosos de las fundas de mantas y edredones, las cajas de ropa interior que no se usan con frecuencia y las bolsas de lona. Así recuperarás mucho espacio para ordenar el armario. El rincón también puede convertirse en un armario empotrado, quizás insertando un espejo en el interior de las puertas, o puede albergar un pequeño escritorio.

¿Cómo organizar el armario empotrado?

Un armario empotrado, como el término indica, es un armario que abarca toda una pared, aprovechando cada centímetro de la misma. Para organizar un armario empotrado se siguen siempre las reglas básicas habituales, con la ventaja de que el armario empotrado puede organizarse con muchos más compartimentos. Por ejemplo, puedes tener dos percheros, uno para la ropa larga y otro para la corta, que tendrá un compartimento más pequeño debajo del cual ganarás un estante. Para las prendas dobladas, no faltarán estantes y cajones, y un estante central visible, que se mantenga siempre libre, puede servir de apoyo momentáneo al hacer la maleta antes de salir. Los armarios de pared especialmente grandes también pueden albergar un zapatero. También para este elemento se aplica el criterio de almacenamiento en la parte superior para el calzado de uso menos frecuente y en la parte inferior para el calzado de uso frecuente.

trucos para organizar el armario del dormitorio

¿Y si faltan cajones y estantes?

Los estantes y cajones del armario son necesarios para dividir y organizar la ropa de cama y las prendas de vestir. Sin embargo, hay modelos de armarios que no tienen cajones ni estantes. En estos casos, organizar el armario y aprovechar su espacio puede ser un poco más difícil. ¿Cómo organizar un armario así?

La división de la ropa por temporadas siempre será fundamental. El uso de nuestros amigos los contenedores de ropa es providencial, especialmente los modelos rígidos apilables. Un buen truco es el uso de contenedores para colgar dentro de las puertas del armario, que ofrecen útiles compartimentos para guardar la ropa interior, los calcetines y las bufandas. De este modo, organizarás parte de tu ropa interior y, al mismo tiempo, ganarás espacio en el armario.

Organizar bien el armario aportará considerables beneficios y mejorará la habitabilidad de la casa, especialmente del dormitorio, donde generalmente se encuentra el armario. La calidad del aire que respiras mientras descansas seguramente también ganará. La idea de tener que organizar el armario puede resultar a veces intimidante, porque supone revisar el orden de todo nuestro vestuario y la ropa blanca, pero el resultado será gratificante y resultará útil a largo plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *