Decoración de ambientes

Los mejores colores para una casa de la playa en primavera-verano

mejores colores para una casa de la playa en primavera-verano

Dentro de la decoración de ambientes, debemos tener en cuenta que los colores claros amplían los espacios, los oscuros bajan los techos. El naranja aporta energía, el amarillo fomenta la conversación y el azul claro ayuda a relajarse. Siempre hay que tener en cuenta las teorías del color a la hora de elegir las pinturas para pintar las paredes, la elección correcta de los colores de las paredes en una casa de la playa, hará que tu casa tenga un aire de fresco y moderno, escoge bien tus mesas, sofás, sillas y demás mobiliario para presumir de una casa impresionante y personal.

Azul claro, amarillo, gris o naranja. ¿Ya has decidido los colores de las paredes de tu casa de la playa? Aquí tienes consejos para combinar los colores, jugar con las tonalidades y encontrar la idea adecuada.

Mejores colores para la pared de una casa en la playa en 2022

Los colores pastel son una de las principales tendencias cromáticas de este año para la temporada de primavera-verano, un azul ligero, aireado y fresco, capaz de dar nueva vida a cualquier habitación de la casa. Además, es un color que combina fácilmente con muchas tonalidades.

Suaves y aireados, cálidos y acogedores, los tonos pastel pueden ayudarte a crear interiores relajantes, que es justo lo que necesitamos en vacaciones. Por supuesto, pintar las paredes con colores pastel es sólo una parte del trabajo para hacer de tu casa de la playa un verdadero paraíso. La elección de los muebles, los accesorios y los objetos de decoración contribuirán al aspecto general de la casa.

Casa de la playa, 5 colores para renovar las paredes en primavera-verano

Mantener en una casa de la playa los colores de las paredes adecuados hará que esta mantenga una personalidad fresca y relajante, perfecta para acompañar los clurosos días de verano.

A continuación describimos los 5 colores perfectos para renovar las paredes de tu casa de la playa:

Azul polvo

Un tono fresco y delicado de clara inspiración escandinava. El azul claro es uno de los colores más abundantes en la naturaleza y es la elección ideal para crear una atmósfera relajante. Por eso puede utilizarse generosamente en toda la pared de cualquier habitación de la casa.

Combinarlo con otros tonos de azul evita el riesgo de monotonía.

El consejo es combinar al menos una o dos variantes con el tono dominante, si has decidido pintar también el techo, recuerda que los colores claros amplían los espacios, mientras que los más oscuros tienden a hacer que las habitaciones parezcan más íntimas. El azul claro es un color frío, por lo que el consejo es incluir al menos un color cálido. El verde, el amarillo, el naranja y la madera son perfectos, siempre que no sean demasiado claros.

Amarillo solar

Caliente, brillante, atrevido, el amarillo es el color solar por excelencia. Capaz de alegrar incluso las habitaciones en las que la luz natural es escasa, el amarillo es perfecto para las zonas de estar, ya que fomenta la sociabilidad.

mejores colores para una casa de la playa en primavera-verano

El amarillo se presta muy bien al contraste de texturas e intensidades. Para hacer que una pared sea más interesante, basta con variar el brillo del tono utilizado. O, como alternativa, puedes centrarte en el juego de los acabados brillantes y mates. Para realzar la exuberancia del amarillo, se sugiere combinarlo con un color neutro o un pastel más suave. Un azul polvo para un ambiente joven o un blanco o gris para interiores más clásicos es perfecto.

Gris perla para paredes

Un tono muy claro, el gris perla es la alternativa refinada al blanco habitual. Brillante pero no deslumbrante, su carácter acromático lo convierte en un color versátil. Adecuado para todo tipo de ambientes, el gris perla es especialmente adecuado para un salón de elegancia discreta. Para animarlo, simplemente añade detalles de color en naranja y amarillo.

Dos combinaciones decididamente exuberantes y excéntricas, capaces de hacer que la habitación sea aún más refinada. El gris perla va bien con los muebles de madera y los accesorios naturales como el mimbre y el ratán.

Naranja suave

Cuando el naranja se une al rosa, nace un tono decididamente más suave. Un color cálido que tiende al pastel y que podemos definir como nórdico. En comparación con el color naranja normal, este tono es más fácil de manejar. Elegido para pintar una o varias paredes de la casa de la playa, el naranja suave aporta alegría y calidez a cualquier espacio. Para que las habitaciones sean realmente originales y elegantes, hay que elegir el tono adecuado, evitando los excesos.

mejores colores para una casa de la playa

Recuerda que entre dos tonos iguales, el más saturado debe ser siempre el menos abundante. Sin embargo, para no exagerar y crear un contraste más nítido, puedes incluir detalles en gris, beige o blanco.

Rosa pálido

Frío, desaturado, opaco, este es el rosa pastel en versión nórdica. El color destinado a la guardería se extiende a todas las habitaciones de la casa de la playa.

Donde quiera que necesites añadir un toque femenino que pueda crear ambientes ligeros, relajantes y sofisticados. Se pueden combinar fácilmente otros tonos de rosa con toques de salmón y naranja. El rosa en versión nórdica va bien con los muebles de madera, evitando la madera demasiado oscura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *