Compra 2 o más productos y recibe un 5% de descuento del total de tu carrito. Envío Gratuito a toda la península 🚛.

Las mejores sillas de oficina: ¿qué características deben tener?

Entre las elecciones más importantes que deben hacer las empresas, los diseñadores o los autónomos a la hora de diseñar un espacio de oficina está la de la elección de las sillas de oficina ergonómicas. Tanto si se trata de montar una oficina en casa como un espacio profesional para los empleados.

El creciente número de modelos disponibles en el mercado, algunos de los cuales son cualquier cosa menos tradicionales, hace que resulte difícil acotar cuál es el adecuado para ti.

Entonces, ¿cuáles son las mejores sillas de oficina ergonómicas? ¿Y por qué es tan importante elegir las adecuadas?

Por qué elegir una silla de oficina ergonómica

Una silla de oficina puede denominarse ergonómica cuando posee características técnicas que apoyan la postura correcta del usuario:

  • Altura del asiento ajustable
  • Respaldo reclinable y/o regulable en altura con apoyo lumbar,
  • Materiales que se acomodan naturalmente al cuerpo

Sin estas cualidades, en realidad una silla ni siquiera podría llamarse silla de oficina, ya que no soportaría adecuadamente al trabajador que la utiliza durante muchas horas seguidas.

El mueble que más influye en el bienestar físico y la salud de un empleado es, sin duda, la silla de escritorio. Si es incómodo, de altura incorrecta, no acolchado, puede causar muchos problemas físicos a quienes lo utilizan durante muchas horas al día.

La postura incorrecta asumida durante las horas de escritorio es una de las principales causas del dolor de espalda que aqueja a millones de trabajadores cada año. Si, al estar de pie, nuestra espalda mantiene una posición natural, ligeramente arqueada, al sentarse, como resultado de la flexión de las piernas y el deslizamiento hacia atrás de la columna vertebral, tendemos a doblarnos.

Una postura incorrecta que atestigua que no es nada natural para el ser humano estar sentado durante horas. Para evitar que este hábito antinatural, aunque necesario, se convierta en un peligro crónico para la salud, hemos desarrollado sillas de oficina ergonómicas, que ayudan a apoyar la espalda en la medida de lo posible.

Una vez hechas estas aclaraciones necesarias, a continuación te explicamos cómo identificar las mejores sillas de oficina ergonómicas.

Aunque la silla puede hacer mucho para ayudarnos, no puede hacerlo todo: también debemos comprometernos a mantener una postura correcta, que no nos resultará natural al principio. Además, será imprescindible cambiar de posición a menudo, dando algunos pasos o haciendo algunos ejercicios de estiramiento, para no agarrotar los músculos

La introducción de los ordenadores en el trabajo diario de muchos profesionales y el aumento del número de trabajadores de escritorio han traído consigo un aumento drástico del número de personas que padecen dolores de espalda, que también son causados por los tipos incorrectos de sillas de oficina.

Las mejores sillas de oficina

La demanda de personas y empresas de muebles ergonómicos ha aumentado en proporción directa al crecimiento de la conciencia de la necesidad de proteger mejor la salud de los trabajadores.

Y la oferta se adaptó inmediatamente, dando a los usuarios la posibilidad de elegir entre una infinidad de modelos en cuanto a características técnicas y diseño, incluyendo tipos modernos y curiosos como taburetes, sillas y balones de gimnasia.

como elegir las mejores sillas de oficina

Una variedad de soluciones que corresponden a la variedad de necesidades de los trabajadores y las empresas. Teniendo en cuenta lo anterior, lo más probable es que cualquiera que intente vender una silla como la mejor de todas, esté mintiendo.

No existe la mejor silla de oficina absoluta: más bien existe la mejor silla de oficina para cada cliente concreto, en función de sus necesidades técnicas y estéticas.

Sin embargo, es cierto que hoy en día sólo las sillas ergonómicas tradicionales están homologadas para su uso en la oficina y, por tanto, son totalmente fiables.

Características técnicas y estructurales

En primer lugar, la estructura de una silla de oficina debe estar homologada para su uso durante al menos 8 horas, el tiempo que alguien trabaja a tiempo completo en una oficina.

También hay una serie de características técnicas que permiten definir una silla de oficina como “ergonómica”:

  • Material del asiento. En lugar de una estructura metálica resistente, el asiento y el respaldo de la silla deben tener un acolchado o una textura lo suficientemente blanda como para resultar cómodos, pero no tan blanda como para no proporcionar un apoyo adecuado. Lo ideal es que sea un tejido que también favorezca la transpiración.
  • Asiento alcolchado
  • Respaldo. Esta es la parte más importante de la silla, porque su tarea es apoyar directamente la espalda del usuario. Suele tener una estructura en forma de S, para acompañar la curva natural de la columna vertebral centímetro a centímetro, es lo suficientemente alta para apoyar la parte superior de la espalda, y tiene entre 30 y 50 centímetros de ancho. Si está separado del asiento, debe ser ajustable en inclinación y altura para adaptarse a cualquier complexión. Si está unido al asiento, debe ser regulable en inclinación, aunque sólo sea mediante un sistema de inclinación que acompañe al respaldo en su desplazamiento, con posibilidad de bloqueo.
  • Apoyo lumbar. A menudo integrado en el propio respaldo de la silla de oficina, consiste en un cojín que apoya especialmente la región lumbar, donde generalmente se descarga toda la tensión muscular y que, por tanto, es la más propensa a sufrir dolores por una mala postura.
  • Cabecera. Aunque no está presente en todas las sillas de oficina, el reposacabezas puede proporcionar un apoyo adecuado a una de las zonas más afectadas por el dolor de la fatiga: el cuello. De nuevo, si está separado del respaldo, debe ser regulable para que cumpla mejor su función.
  • Abrazos. Los reposabrazos tampoco están presentes en todas las sillas de oficina ergonómicas, ya que basta con que la silla mantenga el ángulo correcto en el codo y la altura adecuada en relación con el escritorio. Sin embargo, los reposabrazos pueden resultar útiles para relajar los hombros cuando descansas o cuando los brazos no están ocupados, siempre que sean ajustables.
  • Pies. Tampoco es imprescindible un reposapiés: basta con que la altura del asiento permita un ángulo de 90 grados en la rodilla y que toda la planta de los pies descanse en el suelo. Si está presente, debe ser ajustable, para adaptarse a todas las construcciones.
  • Tecnología de movimiento y giro. Una silla ergonómica debe poder girar y permitir un movimiento sin esfuerzo, gracias a las ruedas y a los mecanismos oscilantes.

Diseño y estética de la silla de oficina

Las características que acabamos de enumerar, estrechamente vinculadas a la estructura de la silla, aún dejan espacio para alguna personalización estética. Hoy en día, cada empresa tiene necesidades diferentes en cuanto al tono de los muebles elegidos para su oficina, y lo mismo ocurre con los trabajadores a domicilio que, con razón, quieren equiparse con muebles técnicos de oficina.

El escritorio y la silla son, de hecho, la pieza central de cualquier oficina y es bueno que comuniquen inmediatamente la personalidad de la marca o de quienes los utilizan.

como elegir sillas de oficina

En general, las mejores sillas de oficina tradicionales tienen todas un aspecto muy profesional y discreto, con líneas sencillas y colores neutros (negro o gris).

Pero, si los acabados no invalidan las características técnicas, nada te impide elegir sillas con un aspecto más distintivo. Basta con elegir un color brillante, por ejemplo, para cambiar inmediatamente el ambiente de la habitación.

Lo mismo ocurre con los materiales, con la forma del respaldo o del asiento, con la presencia o ausencia de reposabrazos, reposacabezas y reposapiés.

En definitiva, hay sillas de oficina para todos los gustos, también desde el punto de vista del diseño. La elección final, por tanto, debe constituir un compromiso entre técnica y estética, sin renunciar, por supuesto, a las características indispensables que hacen que la silla sea verdaderamente ergonómica.

Si estás interesado en saber más sobre las mejores sillas de oficina para tus necesidades específicas, ponte en contacto con nosotros utilizando una de las referencias que aparecen a continuación.

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?