Consejos, Feng Shui, hogar

La orientacion de la cama según el Feng Shui

orientar cama feng shui

Encuentra en Relaxoutletvalencia, todos los muebles que estabas buscando para tu hogar, al mejor precio, y  con una calidad premium. Encuentra en nuestra tienda online desde composiciones de salón, totalmente euipadas, para una armoní perfecta de tu comedor, hasta sillas gaming extra comodas, para los más jugones de la casa, que se pasan muchas horas sentados, y necesitan una buena silla ergonómica que no les destroce su espalda.

Si lo ue buscas es decorar tu salón, hecha un vistazo a nuestras mesas de comedor, hacemos envíos a toda la península y seguro, que encuentras la mesa que estabas buscando, no olvides también revisar nuestras composiciones de muebles de televisión, un salón sin un buen televisor, es la mitad de lo que podría ser!

Cuando se busca comprar muebles online para una estancia concreta, se debe tener en cuenta de que manera se van a colocar. Si ya se tiene clara la orientación no hay problema pero si no se tiene clara, desde Relaxoutletvalencia queremos ayudar a nuestros clientes a conocer el Feng Shui. Si quiere saber como orientar su nueva cama y su nuevo cabecero de cama, no se pierda el siguiente artículo.

Prioridades en el dormitorio según el Feng Shui

Si ha leído los dos artículos anteriores, ya sabe que en el Feng Shui profesional es un error trabajar con técnicas y métodos: hay que proceder por principios y prioridades. 

En nuestro caso, la prioridad nº 1 es evaluar la posición de la habitación en relación con la puerta de entrada, por razones obvias de seguridad; la prioridad nº 2 es evaluar la posición de la cama en relación con la habitación; la prioridad nº 3 es evaluar la orientación de la cama (dirección del cabecero). En este artículo nos ocuparemos del punto 3. Más adelante publicaremos también un artículo dedicado específicamente al Feng Shui para las habitaciones de los niños.

Como podemos ver, la orientación del cabecero tiene prioridad 3. Esto significa que si se han cumplido las prioridades 1 y 2, y todavía podemos elegir entre varias posiciones, entonces es importante elegir la mejor orientación. 

Sin embargo, si aplicando las prioridades 1 y 2 del Feng Shui hemos encontrado sólo una posición posible para la cama (esto es casi siempre el caso si el dormitorio no es muy grande), la orientación ya está definida y esta parte puede omitirse, con algunas excepciones de las que hablaremos más adelante.

Básicamente, en lo que respecta a la comodidad y la tranquilidad al dormir, la dirección no es muy importante.

¿Qué significa la orientación de la cama según el Feng Shui?

Cuando estamos despiertos (yang) y trabajamos en un escritorio, estamos activando nuestro futuro y por eso consideramos que la dirección más importante del escritorio es hacia adelante, de cara a la persona que se sienta en él.

Cuando dormimos necesitamos recuperar nuestra energía (yin) y reconectar con nuestras raíces (pasado, orígenes), por lo que la dirección más importante es detrás de nosotros, hacia la parte posterior de la cabeza (dirección de la cabecera de la cama). En algunos casos en el Feng Shui se consideran dos direcciones (nuca y pies), pero se trata de aplicaciones avanzadas.

orientar cama feng shui

Lo que dice la ciencia

Hasta hace poco, la idea de que la calidad del sueño pudiera ser diferente según la dirección en la que se orienta el cuerpo era simplemente objeto de burla científica (sin ninguna razón clara). 

En cambio, estudios realizados en los Estados Unidos de América en los años 70 y reproducidos en Europa unas décadas más tarde han demostrado que dormir con la cabeza hacia el norte aumenta la duración del sueño REM. El sueño REM es el sueño más profundo, considerado importante para el correcto restablecimiento de la fuerza en el individuo. Sin embargo, esto es sólo un ligero aumento. 

Dormir con la cabeza hacia el este también aumenta el sueño REM, pero en este caso es aún más leve.

Por lo tanto, parece que los humanos tienen células que funcionan como magnetorreceptores, como se ha sospechado durante mucho tiempo, teniendo en cuenta que los indicios indirectos sugieren que otros mamíferos también tienen esta capacidad (por ejemplo, las vacas y los ciervos). 

La idea, por tanto, de que la dirección de la cabeza y el pie influye en el sueño parece ser cada vez más plausible.

El feng shui es una práctica china que busca armonizar la energía del espacio para lograr una vida más equilibrada y próspera, según el feng shui, los muebles y la decoración de un espacio pueden influir en el flujo de la energía. En este sentido, la elección tanto de las sillas, ya sean sillas gaming o sillas de comedor por ejemplo adecuada, puede ser importante para mejorar la armonía de tu espacio de juego y trabajo.

Beneficios de dormir con la cabeza orientada hacia el norte

De hecho, dormir con la cabeza hacia el norte parece ser lo más reparador de todo. Esta es la orientación tradicionalmente recomendada en Europa. Sin embargo, este sueño puede ser demasiado reparador, es decir, puede ser adecuado para las personas que realizan trabajos físicos muy pesados, como la albañilería, la carpintería, etc.

Para las personas que realizan trabajos de oficina o que no requieren mucho esfuerzo físico, la dirección este parece preferible, ya que siempre es vigorizante pero deja la mente más activa y clara.

Por el contrario, deben evitarse las direcciones sur y oeste.

Vastu y Feng Shui

¿Cómo piensan en el Este? Según el Vastu Shastra (una disciplina india comparable al Feng Shui) la mejor dirección para el cabecero es el sur. Esto se debe a que la mente, que reside en el cerebro (cabeza), se considera de polaridad negativa a nivel magnético, y por tanto se combina mejor con el polo sur positivo. 

Dormir con la cabeza hacia el norte se considera desfavorable y un presagio de dificultades en la vida. ¡Una visión diametralmente opuesta a la europea!

El Vishnu Purana, considerado uno de los textos religiosos hindúes más importantes, afirma: “Es beneficioso descansar con la cabeza hacia el este o el sur. El hombre que se duerme con la cabeza colocada en direcciones opuestas cae enfermo.

¿Se dirige al norte o al sur?

Por si fuera poco, en 2009 científicos e investigadores médicos indios llevaron a cabo un experimento de sueño, utilizando a 40 mujeres y pidiéndoles que se turnaran para dormir durante 12 semanas consecutivas en una de las cuatro direcciones geográficas. 

Sin embargo, esta vez no estudiaron la calidad del sueño, sino el efecto que éste puede tener en las personas. Se midieron varios parámetros químicos y hormonales y el resultado – ¡adivine! – fue que la dirección significativamente mejor para dormir es el sur, mientras que el norte aumenta las hormonas del estrés. 

Por tanto, ¡el norte sería la peor dirección para dormir!

Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que la ciencia está actualmente a oscuras en esta cuestión. Como la literatura sobre el sueño y las direcciones geográficas es muy escasa, la ciencia no puede ayudarnos.

¿Cómo explica la diferencia entre Oriente y Occidente?

En Occidente se suele recomendar dormir con la cabeza hacia el norte; en Oriente con la cabeza hacia el sur. ¿Cómo se explica esta contradicción?

La explicación más sencilla es que quizá sea mejor para nosotros dormir con la cabeza hacia el norte, y para los orientales con la cabeza hacia el sur. Los occidentales, que tienden a ser más agresivos y tienen un mayor nivel de testosterona, podrían preferir un sueño más profundo mientras que los orientales, que son menos agresivos, podrían aumentar el yang en sus vidas durmiendo con la cabeza hacia el sur.

En realidad, hay muchos factores que influyen en el sueño, por lo que es muy difícil identificar cuál es el más importante, entre otras cosas porque ciertamente varía de una persona a otra, y para una misma persona, incluso de un momento a otro de la vida.

Además, hay que distinguir entre la calidad del sueño y el efecto del sueño a largo plazo. Muchas veces no está claro de qué se está hablando, y esto también lleva a la confusión.

En el Feng Shui, aunque generalmente se respetan las indicaciones de la cultura oriental, se da un paso importante. Ahora se afirma que las direcciones favorables y desfavorables son personalizadas; más concretamente, algunas direcciones son más adecuadas para que una determinada persona logre ciertos resultados en la vida, mientras que otras son menos adecuadas.

Las teorías básicas se limitan a ocho direcciones, pero también es posible trabajar con 24 direcciones y, de hecho, ésta es probablemente la división que tiene mayor efecto. Además, en el Feng Shui (y en la astrología china, el Ba Zi, una poderosa herramienta de análisis que se integra con el Feng Shui) se acepta que en diferentes momentos de la vida podemos necesitar cambiar la orientación de la cama.

Según nuestra experiencia, esta parece ser la posición más lógica y la más confirmada por los datos experimentales. Así que veamos el punto de vista del Feng Shui.

¿Cómo influye el Feng Shui en la cama?

Disposición de la cama Feng ShuiLa actividad predominante que realizamos en nuestras habitaciones es descansar, recuperar fuerzas, regenerar el cuerpo y la mente, acumular energía para una tarea importante. Y para las mujeres, también la concepción y el embarazo, que requieren mucha energía. Así, en el Feng Shui el sueño influye en todo lo relacionado con la salud, la familia, la intimidad y la vida privada.

Así que es un poco ilusorio pensar que puede dirigir su cama en la dirección personal del “éxito” o del “dinero” y tener un gran efecto. Al igual que, a la inversa, es ridículo pensar que la orientación del escritorio (que utilizamos en nuestro estado de vigilia) afecta a nuestro sueño y a las actividades relacionadas con él.

Por supuesto, es posible orientar la cama hacia una dirección relacionada con el dinero o el éxito, calculada con el Feng Shui, pero en este punto -puesto que ya existe una contradicción en el uso, y puesto que el dinero y el éxito no se utilizan mientras se duerme- si realmente quiere utilizar la cama para perseguir estos fines (el escritorio es mucho más importante), debe utilizar la orientación hacia delante (de los pies). El dinero y el éxito, de hecho, se refieren a la vida externa, social y pública de la persona.

Precisamente por estas razones, a partir de ahora en este artículo nos centraremos más bien en utilizar la dirección de la cabecera de la cama con respecto a la salud, la regeneración, la familia y la posibilidad de quedarse embarazada: todas ellas actividades reservadas y yin, según el Feng Shui.

Las direcciones personales favorables y desfavorables y el método óctuple
Antes de continuar, debemos examinar rápidamente las conocidas “8 direcciones personales” (favorables y desfavorables). Digo “muy conocida” porque cualquiera que se haya interesado por el Feng Shui se encontrará tarde o temprano con esta teoría, que deriva históricamente de un método de Feng Shui desarrollado y hecho público hace unos 4-5 siglos: el Ba Zhai o “Método de los ocho palacios” (o “Método de las ocho casas”). Posteriormente, se derivaron simplificaciones de este método (como las 8 direcciones favorables y desfavorables, el método de las casas este/oeste, etc.).

Existe una gran posibilidad de que el método en sí (me refiero al Ba Zhai original) sea incorrecto o incompleto, o incluso que se trate de un texto de Feng Shui erróneo creado por orden de un antiguo emperador de China para confundir a sus enemigos. Pero dejemos esto de lado por el momento hasta que tengamos una certeza histórica al respecto.

8 direcciones para orientar la cama, Ming Gua y Feng Shui

En el método Feng Shui de las 8 casas, las personas se clasifican en 8 tipos (asociados con los números del 1 al 9 -excluyendo el número 5- y los trigramas correspondientes), según el año de nacimiento. El número asociado a una persona se llama número Kua (o Gua, Kwa) o Ming Gua (publicaremos un artículo detallado sobre el cálculo del Ming Gua más adelante).

Cada número Gua está asociado a 4 direcciones favorables y 4 desfavorables; en cada caso, las ocho cualidades de la energía pueden enumerarse de la más desfavorable a la más favorable, como he hecho a continuación. Las 8 cualidades, asociadas en el Feng Shui de vez en cuando a las 8 direcciones según el Ming Gua, son:

SHENG QI: Aliento regenerador (generalmente considerado muy favorable)

YEN NIEN: larga vida (muy favorable)

TIEN YI: Doctor Celestial (favorable)

FU WEI: (Posición oculta) – Dirección de la vida (neutral)

HUO HAI: Accidentes y desgracias (ligeramente desfavorable)

LIU SHA: Seis maldiciones (desfavorable)

WU KWEI: Cinco fantasmas (muy desfavorable)

CHUEH MING: Pérdida total, catástrofe (muy desfavorable)

¿Siempre es buena la dirección?

Como sabemos, en el Feng Shui no existen los conceptos de correcto/incorrecto y bueno/malo, sólo de apropiado/inapropiado. Así, por ejemplo, aunque en general el Sheng Qi se considera favorable, para algunos objetivos es inadecuado y puede tener efectos negativos; por el contrario, el Liu Sha se considera desfavorable pero puede ser muy bueno para algunas actividades o situaciones particulares.

En nuestro caso, al hablar de la cama y de la vida privada (no del trabajo), nos remitiremos siempre a la lista anterior para simplificar.

Cómo utilizar las direcciones favorables y desfavorables del Feng Shui
Veamos ahora un ejemplo. El Sheng Qi tiene capacidades revitalizantes, atrae lo nuevo, invita a la novedad y favorece los cambios, los estudios y los nuevos comienzos. Si una mujer quiere concebir, puede utilizar la dirección Sheng Qi como orientación de la cabecera de la cama. Igualmente si quiere recuperar sus fuerzas, o fortalecer la salud de una persona en convalecencia.

Si, por el contrario, se utiliza la dirección del Sheng Qi no como cabecera sino “hacia los pies”, se influye en la vida activa y externa. Esto podría favorecer los cambios y las novedades en el trabajo o en las relaciones, pero como ya se ha mencionado este resultado es poco probable porque desde el punto de vista del Feng Shui la cama (y el sueño) están muy poco relacionados con la actividad laboral.

Sin embargo, puede utilizar la dirección Sheng Qi frontal al colocar una mesa de trabajo, y esto influirá en la actividad laboral (y en la falta de sueño).

Cómo activar una cama correctamente con el Feng Shui

Este es el pequeño secreto del Feng Shui que quiero compartir en este artículo… no basta con orientar la cama (o cualquier otro lugar fijo) en una dirección determinada: para que funcione, la dirección debe activarse adecuadamente, con objetos o símbolos que recuerden la función y el objetivo que se quiere conseguir.

Para activar una dirección, en el Feng Shui profesional utilizamos la selección de fechas, es decir, calculamos una fecha y una hora ideales para activar la dirección. Se trata de una activación bastante fuerte, pero tiene que hacerse utilizando al menos 24 direcciones espaciales y 22 arquetipos temporales. Por supuesto, primero hay que saber qué dirección activar y si se puede activar: y sólo la astrología china (Ba Zi, comúnmente traducida como “Cuatro Pilares del Destino”, el nivel más alto de personalización) y el Feng Shui pueden decírnoslo.

Si, por el contrario, nos limitamos a girar la cama en una de las direcciones favorables cuando se produzca, tenemos que tener la suerte de hacerlo en una fecha y hora neutras o, al menos, no desfavorables (lo que no es tan improbable), y activar la dirección con un símbolo, una decoración, un mueble o un objeto adecuados. Precisamente por esta razón, mover la cama o el escritorio según las reglas del Feng Shui no siempre funciona bien. El factor “tiempo” es decisivo: los arquetipos que dominan la época en ese momento pueden no coincidir con la activación de la dirección.

Cómo utilizar en la práctica las 8 direcciones favorables y desfavorables

Si hay que elegir entre varias direcciones, el Feng Shui aconseja escoger la más favorable.

Si la cama no se puede mover y la dirección es buena, neutra o ligeramente desfavorable, el Feng Shui no tiene ningún problema con ello.

Si la cama no se puede mover y la orientación está en una de las dos peores direcciones (Wu Kwei y Chueh Ming), puede utilizar un símbolo de protección sobre la cabecera de la cama (atención: ¡no debe ser algo pesado o amenazante!), colocado con la intención de proteger.

Dormir con la dirección de la cabeza hacia el norte
Orientación y disposición de la cama con el Feng Shui No hay ningún libro de Feng Shui que indique la necesidad de dormir con la cabeza hacia el norte. Al fin y al cabo, si todo el mundo tiene direcciones personales favorables y desfavorables, que cambian según el Ming Gua (número Gua personal anual), ¿cómo puede pensarse que el norte es siempre una buena dirección para todos? Para algunas personas el norte se asociará con las direcciones más negativas: Wu Kwai, o Chueh Ming…

La idea de que hay que dormir absolutamente con la cabeza hacia el norte es sencillamente errónea y no proviene del Feng Shui: hay direcciones alternativas que son igualmente buenas y, en cualquier caso, no todos los que duermen con la cabeza hacia el norte tienen un sueño satisfactorio, y no todos los que duermen con la cabeza hacia el sur o el oeste duermen mal. Sin embargo, esta idea se ha convertido en un auténtico diktat: hace años escribí un artículo en una conocida revista italiana en el que trataba este tema, dejando claro que es una idea falsa, y el editor se sintió obligado a corregirme (¡sin avisarme, por supuesto!).

Suele ser en los libros de bioarquitectura, radiestesia o geobiología donde se cita la “regla de la cabeza al norte”, pero a pesar del gran número de textos que he consultado, nunca se da una razón creíble para esta afirmación. Las diversas hipótesis citadas en los libros (como la de la alineación con el campo magnético terrestre que actúa sobre la hemoglobina de la sangre, que contiene hierro) no son válidas porque sólo son hipótesis y no teorías confirmadas.

Experimente con usted mismo

Un consejo que daría a todas las personas que viajan es que anoten cómo duermen cuando cambian la dirección de su cabeza. Lo mismo puede hacerse en vacaciones o en situaciones informales y/o momentáneas en las que es posible dormir en una posición diferente a la que tenemos en casa.

Debemos aprender a conocernos a nosotros mismos: si notamos que dormimos de una forma especialmente relajante y diferente a los demás, es importante observar la dirección de la cama. Para ello, basta con llevar una pequeña brújula (¡un elemento indispensable para los interesados en el Feng Shui!)… y luego intentar replicar la orientación en casa para ver si tiene el mismo efecto o no.

Método práctico para orientar la cama (dirección del cabecero) según el Feng Shui
Hemos visto que la ciencia no puede ayudarnos; hemos visto que el Feng Shui es una herramienta más avanzada y nos ofrece orientaciones personalizadas. Sin embargo, el efecto de estas direcciones aún no es seguro desde un punto de vista experimental; además, para quienes no practican el Feng Shui de forma profesional puede resultar difícil aplicar el método.

Por ello, nos gustaría resumir lo dicho en este artículo y darle unas sencillas instrucciones finales sobre cómo proceder para orientar su cabecero utilizando el Feng Shui.

En primer lugar, debe tener en cuenta que no es absolutamente obligatorio dormir con la cabeza hacia el norte; además, la posición del dormitorio en relación con la puerta de entrada y la posición de la cama dentro de la habitación, según el auténtico Feng Shui, tienen definitivamente prioridad sobre la orientación de la cama.

Nunca coloque la cama en una posición incómoda, expuesta o desagradable sólo para tener la cabeza en una determinada dirección, ¡incluso si la dirección es favorable!

Considere lo siguiente: si los efectos de una determinada dirección fueran claros e incontrovertibles, es obvio que todos nos habríamos dado cuenta hace tiempo. Si hay confusión y discordia incluso entre los científicos, significa que los efectos de la dirección son insignificantes en comparación con los otros factores que he indicado anteriormente.

Sin embargo, si queremos dar algunas indicaciones generales, podemos decir que en el Feng Shui las direcciones norte, noroeste y noreste se consideran buenas y descansadas; el este y el sureste también son buenos y dejan la mente más activa y dinámica. La dirección sur es muy activadora y no es buena para todos. El suroeste y el oeste generalmente no se recomiendan, aunque pueden ser buenos para algunas personas. Cada dirección tiene entonces cualidades de sueño específicas asociadas a ella.

Orientación del cabecero de la cama según el Feng Shui: ventajas y desventajas

Cabecero orientado al norte: ofrece un sueño profundo y reparador, es adecuado para las personas que realizan trabajos físicos pesados y las que sufren de insomnio, y también es bueno para los niños que tienen frecuentes despertares nocturnos. Si una persona ya está tranquila, puede causar pérdidas.

Cabecero orientado al noreste: una posición que activa mucho la actividad onírica y las pesadillas. Se puede utilizar si se quiere soñar más y recordar los sueños. Según el Feng Shui, no es adecuado para personas mentalmente inestables o que atraviesen un periodo de crisis psicológica o emocional.

Cabecero orientado al este: una buena dirección para los niños y jóvenes. El Este aporta dinamismo, desarrollo, optimismo. Favorece la actividad intelectual, los estudios y una mente activa. No se recomienda a las personas que sufren de insomnio, ansiedad o nerviosismo.

Cabecero orientado al sureste: una posición mejor de lo que se piensa, adecuada para los jóvenes, favorece una vida tranquila y armoniosa.

Cabecero orientado al sur: Según el Feng Shui, este es el punto más activo. No se fomenta el sueño profundo. Puede inducir la hiperactividad. Adecuado para personas muy tranquilas, habituales o somnolientas. No se recomienda para otros.

Cabecero orientado al suroeste: Esta dirección puede ser muy buena para algunas personas y muy molesta para otras. Hay que comprobarlo a nivel personal.

Cabecero orientado al oeste: Es la dirección en la que se pone el sol y se pierde fuerza. Puede causar pereza, indolencia, inactividad. Aumenta las preocupaciones. No está mal para las personas mayores.

Cabecero orientado al noroeste: es una dirección importante, más adecuada para los adultos o los ancianos. Proporciona un sueño profundo y una sensación de seguridad. Favorece una vida pacífica y ordenada, pero no favorece el sueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *