Compra 2 o más productos y recibe un 5% de descuento del total de tu carrito. Envío Gratuito a toda la península 🚛.

Guía paso a paso para limpiar la cocina en menos de 1 hora

En este nuevo blog sobre consejos para decoración del hogar hablamos de la limpieza del hogar y sus diferentes estancias y más en concreto de la limpieza de la cocina, al ser el centro de tu vida doméstica y el lugar donde tiene lugar la alimentación literal y figurada, tu cocina es el corazón de tu hogar. Por eso, tener la cocina limpia es el primer paso para tener la casa completamente limpia. De hecho, aunque no puedas alcanzar a menudo ese estado idílico de limpieza de toda la casa, la limpieza de la cocina contribuye en gran medida a que parezca que lo has conseguido.

Organiza y limpia la cocina

Aunque ordenar la cocina a diario es imprescindible para mantener un espacio que siempre tenga el mejor aspecto y la mejor sensación, una limpieza a fondo regular siempre es una buena idea. Por “limpieza a fondo periódica” se entiende algo que se sitúa entre la limpieza rutinaria de después de la cena y una renovación completa de la cocina (del tipo de remojar las campanas grasientas del horno y desempolvar las bobinas del condensador del frigorífico). Es una limpieza suficiente para que tu cocina tenga un aspecto impecable.

Aquí tienes una guía sobre qué limpiar, cómo hacerlo y en qué orden de tu cocina. Pero antes, tenemos algunas cosas útiles que debes tener en cuenta si quieres que la limpieza de tu cocina sea breve y centrada.

Cosas que debes saber antes de ponerte a limpiar tu cocina

Ten en cuenta estas cosas para que tu experiencia de limpieza de la cocina sea lo más agradable y eficiente posible:

  1. Haz una limpieza general antes de hacer una limpieza a fondo. Lo que buscas es una limpieza general más profunda, no una limpieza profunda de elementos individuales. Si te sientes tentado de limpiar el interior del horno, limpiar a fondo el lavavajillas, desmontar la tostadora o fregar la lechada, sáltate la tarea por ahora y haz un plan para hacerlo pronto.
  2. Utiliza las herramientas adecuadas. Tener a mano el kit de limpieza adecuado hace que cualquier trabajo sea más satisfactorio y eficaz. Para la limpieza de la cocina, puedes tener a mano un rascador de hoja de afeitar para raspar la suciedad de la encimera de cristal, por ejemplo. Ten en cuenta también que, aunque el vinagre blanco es sin duda un caballo de batalla para la limpieza, el ácido del vinagre puede dañar las encimeras de piedra natural, como el granito.

Limpieza de la cocina en 1 hora: Una guía paso a paso

La rutina de limpieza de la cocina descrita en este post está pensada para una limpieza semanal o quincenal, dependiendo del uso que hagas de tu cocina.

A continuación te explicamos como dejar tu cocina inmaculada en aproximadamente una hora:

1. Limpia el desorden de las encimeras

No puedes limpiar adecuadamente alrededor de los trastos que no pertenecen a tu cocina en primer lugar. Empieza por una esquina de la cocina, o una sección de la encimera, y retira todo lo que no debe estar en tus estantes. Puede ser un buen momento para emplear el método del cesto de la ropa. No te atasques ni aumentes el potencial de distracción guardando los objetos uno a uno ahora mismo. Simplemente retíralos. Podrás poner las cosas en su sitio cuando todas las baldas estén despejadas o cuando la cocina esté completamente limpia.

2. Vacía el lavavajillas y el escurreplatos y lava los platos

Tanto si tu cocina está bastante limpia para empezar como si tienes algunos platos o sartenes sucios flotantes que aún deben lavarse, empezar con lugares vacíos para poner los platos recién lavados garantiza que estos no obstaculicen tus esfuerzos de limpieza. Si el lavavajillas está lleno o casi lleno de platos sucios, lava primero los platos que queden y luego pon el lavavajillas en marcha antes de seguir limpiando. Lava todos los platos que estén colgados, incluidas las botellas de agua que suelen estar en la encimera junto al fregadero.

Guía limpiar cocinauna hora

3. Quita el polvo de la parte superior del frigorífico y los armarios

Independientemente de la habitación que estés abordando, limpiar de arriba a abajo siempre tiene sentido. De este modo, a medida que la suciedad y el polvo se desprenden y se depositan en la siguiente superficie inferior, te aseguras de limpiarla. En la cocina, puedes empezar por arriba, limpiando el polvo de las lámparas superiores, la parte superior del frigorífico y la parte superior de los armarios.

4. Limpia los pequeños electrodomésticos

A continuación, limpia rápidamente tus pequeños electrodomésticos. No querrás dedicar demasiado tiempo a esto, ni limpiar demasiado a fondo, pero es una buena oportunidad para sacar brillo y limpiar los restos de tu microondas, cafetera, tostadora/horno de pan o batidora de pie. Empieza por el interior, sacando las migas de las tostadoras y pasando un ciclo de vinagre por la cafetera. Limpia el interior del microondas con vinagre. Termina limpiando el exterior de cada pequeño electrodoméstico. Utiliza un paño de microfibra humedecido con una solución de vinagre blanco o un poco de limpiador multiuso. (Pero no utilices vinagre en el acero inoxidable: podría quitarle el brillo).

5. Limpia cualquier otra cosa que se quede fuera de tus estanterias

Además de algunos pequeños electrodomésticos de uso habitual, es posible que tengas una bandeja de aceites de cocina, un estante con tazas o una urna con utensilios de cocina en la encimera. Asegúrate de que estos objetos estén limpios. Limpia las bandejas, lávalas o pásales un trapo, limpia los frascos o recipientes y, de paso, considera si hay algo que has estado guardando en las encimeras y que podrías poner en un armario o cajón. También es un buen momento para limpiar el escurreplatos (vaciándolo primero, obviamente) y para lavar la alfombra de secado.

6. Limpia el exterior de la cocina y el horno

De nuevo, una limpieza a fondo del horno sería mejor en otro momento, pero una breve limpieza del exterior del horno ayuda mucho a conseguir una cocina impecable. Empieza por arriba: Si tienes una cocina de gas, quita las parrillas (quizá quieras remojarlas si están mugrientas) y limpia la superficie de abajo con un limpiador multiuso; si tienes quemadores eléctricos, se pueden limpiar con jabón de cocina diluido (de nuevo, limpia la superficie de abajo con un limpiador multiuso) y una cocina eléctrica de cristal es superfácil, sólo tienes que pasar un trapo con agua tibia y jabón.

Una vez limpia la parte superior, limpia la parte delantera del horno con un limpiador multiuso, vinagre blanco o jabón de cocina diluido. ¡No te olvides de los pomos y la pantalla!

7. Limpia tus encimeras

Una vez que los platos estén lavados, hayas quitado el polvo y tus pequeños electrodomésticos estén relucientes, es hora de dar a tus encimeras el tratamiento necesario. Trabajando por secciones, retira todo de tus mostradores, incluidas las cosas que viven allí, como tu bandeja de aceites de cocina o tu urna de utensilios de cocina. Desaloja las migas que se hayan quedado atrapadas entre las encimeras y el horno con una tarjeta de crédito o un rascador de sartenes, según sea necesario. Limpia a fondo las encimeras con un poco de limpiador apropiado para tu tipo de encimera y un paño de microfibra. Sécalos para que los mostradores queden relucientes. Repite la operación con cada sección de la encimera.

Guía limpiar la cocina 1 hora

8. Limpia a fondo el fregadero

Limpiar a fondo el fregadero es más fácil de lo que parece. Primero, acláralo. Utiliza un limpiador para fregar y asegúrate de tratar los rincones y grietas con un cepillo de limpieza detallada. Friega también el grifo y los portaesponjas o jaboneras. Aclara todo. Termina llenando el fregadero con agua caliente y añadiendo lejía al agua. Deja que repose durante diez minutos y escurre.

9. Limpia el frigorífico

Puede que no sea el momento de hacer una limpieza a fondo de todo el frigorífico, pero revisa las estanterías y retira todo lo que esté caducado, limpia los derrames y coloca las cosas en su sitio.

10. Limpia el exterior de tus grandes electrodomésticos

Limpia el exterior de tu frigorífico y del lavavajillas. Pule con un limpiador de acero inoxidable si es necesario.

11. Vacía y limpia el cubo de la basura

Puede que ahora no sea el momento de lavar completamente tu cubo de basura, pero deja la basura lo más limpia posible, sacando la basura si está llena, aspirando las migas que haya en el fondo del cubo y limpiándolo por dentro y por fuera con una toallita desinfectante. Haz lo mismo con tus cubos de reciclaje..

12. Barre, aspira y friega el suelo

Barre con una escoba para recoger todas las migas y restos más grandes que acaban en el suelo de la cocina, sobre todo cerca de las punteras de los armarios. Pasa la escoba también por debajo del frigorífico y el horno. Después de barrer, utiliza un aspirador para recoger el polvo fino y la suciedad. A continuación, pasa una fregona a fondo para eliminar la suciedad.

13. Añade los toques finales

Como colofón a tu cocina recién impoluta, sustituye las esponjas, trapos y paños de cocina por otros nuevos, enciende una vela y pon unas flores cortadas en la encimera o la mesa.

Otras tareas de limpieza más profunda que puedes incorporar (además de la limpieza del interior del horno, etc.) son la limpieza de las puertas exteriores de los armarios, la limpieza de la despensa y la limpieza de los bajos de los electrodomésticos.

Deja un comentario

Abrir chat
1
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?