Decoración de ambientes, decoración de salones

Cómo decorar un salón moderno con muebles

decorar salón con muebles

En este nuevo blog de decoración de ambientes hablamos sobre como decorar el salón con muebles de estilo que mantengan una armonía y transmitan la personalidad deseada. Si queremos decorar un salón con un estilo moderno, tenemos que tener en cuenta una serie de puntos primordiales para lograr la armonía entre los muebles que elegimos, el espacio disponible y nuestra personalidad.

En primer lugar, para saber cómo decorar un salón moderno, tenemos que tener claro qué estilo queremos marcar, los puntos decorativos preferidos, las zonas de transición, el uso del propio salón y, por supuesto, aquellos detalles que hablan de nosotros mismos, las señas de nuestro carácter que son únicamente distintivas.

Con muebles hechos a medida, creaciones artesanales, espectaculares y originales, crearemos el ambiente que queramos y tendremos un alón único y original.

¿Con patas o sin patas?

Este podría ser el kit de la cuestión. Si tenemos en cuenta las medidas estándar de los aparadores de salón, decidirse por un aparador sin patas proporcionará un poco más de espacio de almacenamiento, algo esencial si el salón o la casa son pequeños.

Por el contrario, si preferimos que el aparador tenga patas, nos dará un aire más estilizado y ligero a la decoración, por lo que podremos jugar un poco más con nuestra imaginación y hacer propuestas más atrevidas que actúen como foco visual y núcleo de nuestro interiorismo.

Cómo decorar un salón moderno con muebles

Mezcla de estilos

Tal vez, y ante la duda, es preferible quedarse en el término medio, que es donde está la virtud. Si dudamos de la conveniencia de nuestro aparador con patas o no, siempre podemos optar por otras dos opciones distintas a las clásicas.

Una de ellas sería optar por un aparador colgante, que da la sensación de flotar en el espacio de nuestro salón. Bien anclado a la pared y procurando mantener el máximo peso permitido, este tipo de muebles nos dará una enorme sensación de ligereza.

Cuando la capacidad primero

Que los salones se han vaciado de muebles de salón pesados y grandes armarios con vidrieras y librerías no es ningún secreto, pero las necesidades de almacenamiento de una casa siguen siendo las mismas.

Si no sabes cómo decorar un salón moderno pero tienes claro que necesitas almacenaje, siempre puedes aprovechar una pared del salón para poner un aparador largo y espacioso, con multitud de cajones de diferentes tamaños para conseguir esa capacidad de almacenaje suficiente sin tener que recargar las paredes.

Si, además, colocamos este tipo de aparador, hecho a medida, en una pared que tenga columnas o algún otro elemento imposible de eliminar, optimizaremos el espacio, eliminando los elementos estructurales de la vivienda y dando vida a un rincón que, de otro modo, estaría vacío y arruinado sin remedio.

decorar salon moderno con muebles

Muebles para televisión

Los aparadores de televisión pueden ser los muebles más evolucionados debido a la misma evolución de las pantallas planas y al tamaño actual de los propios aparatos de televisión. Al mismo tiempo, los dispositivos de vídeo y DVD prácticamente han desaparecido, ya que en la era de Internet todo se visualiza en los canales de streaming y de difusión.

Esto nos permite volver a jugar con espacios amplios en los que el televisor puede estar anclado a la pared y rodeado de módulos suspendidos de diferentes tamaños o estilos, o encima del aparador pero sin ocupar mucho espacio y sin tener que tener una anchura especial.

La importancia del ambiente

Sin duda, algo a tener en cuenta a la hora de decorar un salón moderno y encontrar el aparador ideal para él, consiguiendo un estilo acorde con el entorno en el que vivimos y nos desenvolvemos.

Claro que no es lo mismo vivir en un entorno rural que en una gran ciudad, aunque no es menos cierto que al cerrar la puerta de nuestro hogar estamos creando nuestro propio mundo, nuestro propio lugar en él.

Una casa en la playa bañada por el sol y el mar puede ofrecer oportunidades decorativas que no serían adecuadas para una casa de campo en la montaña cuyo centro de decoración fuera quizá una buena chimenea y techos altos con vigas de madera vistas. Saber captar la esencia, las necesidades, el clima y la ubicación geográfica es adentrarse en un estilo único y original, donde nuestros tocadores son un reflejo del mundo que hemos elegido para vivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *